La Escuelita de Famailla
Actividades

Alumnxs de primaria aprenden a contar historias en La Escuelita de Famaillá

Un taller de Cuenta Cuentos que se dicta en “La Escuelita de Famaillá”, desde la segunda semana de mayo, deslumbra a lxs chicxs de 4º, 5º y 6º grado de la escuela San José Obrero.

Los encuentros se desarrollarán todos los martes y jueves de mayo, por la tarde, en el Espacio para la Memoria y la Promoción de los Derechos Humanos que funciona en el ex centro clandestino de detención “La Escuelita de Famaillá”.

El martes pasado fue el primer encuentro. A lxs alumnxs se les presentó el taller y trabajaron sobre el cuento “El año verde” de Elsa Isabel Bornemann, prohibido durante la Dictadura Militar por un decreto del Poder Ejecutivo Nacional bajo el pretexto de que se dirigía al público infantil con el fin de adoctrinarlos y que “de su análisis surge una posición que agravia a la moral, a la familia, al ser humano y a la sociedad que éste compone”, indicaba el decreto.

La exposición de los deseos de lxs chicxs para su “año verde”, con el que terminó el encuentro, no fue suficiente para calmar su ansiedad. Estaban inquietxs por conocer más, tenían muchas preguntas sobre el funcionamiento de la Escuelita durante el Terrorismo de Estado y “querían saber qué había pasado en este lugar, para qué se usaba y por qué”, contó Patricia Manca, la docente que coordina el taller e integrante del área de educación del sitio.

“Aunque estaba planificada para más adelante, la necesidad de saber que mostraban lxs chicxs, nos hizo tomar la decisión hacer la visita guiada y explicarles lo que había sucedido allí. Fue una forma de desmitificar lo que la comunidad cuenta sobre el espacio y que dejen de verlo como un lugar prohibido, sino como parte de su historia, ya que muchxs de ellxs tienen familiares que estuvieron detenidos en este lugar”, explicó Patricia.

La docente adelantó que durante este año también se va a trabajar con alumnxs del primer ciclo, es decir 1º,2º y 3º grado y también otras escuelas podrán participar de la experiencia. “Hay historias que se cuentan y otras que la sociedad prefiere ocultar. Lo importante de estos talleres es que en La Escuelita vamos a contar y a escuchar todas las historias”, concluyo Patricia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *