La Escuelita de Famailla
Actividades

Las heroínas de pañuelo blanco cumplen 42 años de rondas y de luchas

Los nombres de las Madres de Plaza de Mayo van a estar para siempre grabados en la memoria, porque ellas cambiaron el mundo.

El 30 de abril de 1977, Azucena Villaflor, Mirta Baravalle, Pepa García de Noia, Berta Braverman, Haydée García, las hermanas María Adela, Julia, María Mercedes y Cándida Gard, Delicia González, Kety Nehhaus, Raquel Arcuchin, Antonia Cisneros, Élida de Caimi, Cota Feingenmüller de Senar  fueron algunas de las madres de que se reunieron por primera vez en la Plaza de Mayo para reclamar por el paradero de sus hijos desaparecidos. 

En un nuevo aniversario de la primera ronda frente a la Casa Rosada, en plena dictadura, para reclamar por el paradero de los desaparecidos, Sara Mrad, representante de la filial Tucumán de la Asociación  de Madres de Plaza de Mayo envió una carta a nuestro Espacio para la Memoria, que reproducimos a continuación:

          «CON EL CORAZÓN EN LXS HIJXS Y LA CABEZA EN LA LUCHA»

A los compañeros y compañeras que, con mucho esfuerzo, militancia y tenacidad sostienen el Sitio de Memoria Escuelita de Famaillá un «retacito» de nuestra historia.

                                          1977-2019

Así como los segundos, los minutos y  las horas se suceden de a uno, también los días, en esa sucesión persistente y acompasada, van desprendiendo una a una las hojas en los calendarios de la vida. Y ya pasaron 42 años…

… 42 años desde que las Madres salimos a las calles y a las plazas impulsadas por el dolor, llevando en nuestros corazones sólo retacitos de esperanza. Allí entre la gente sumida en los quehaceres cotidianos fuimos hilvanando  uno a uno esos retacitos de esperanzas, para convertir nuestro dolor en lucha inclaudicable, porque habían llegado ellos,perversos e infames con la obscenidad del Terrorismo de Estado, con las manos sedientas de sangre arrebatando la vida de Nuestros Hijos en las mazmorras de los centros clandestinos de detención y exterminio.

La sucesión de los días no se detuvo desde aquel 1977 y las Madres comenzamos a sentir en nuestros cuerpos ese aire fresco  reparador, constructor de derechos y de sociedades más igualitarias, que no es otra cosa que lucha revolucionaria que llevaron adelante Nuestros Hijos para aliviar el sufrimiento de nuestro pueblo. Es en esa lucha revolucionaria que fuimos engendradas para «Vivir combatiendo la Injusticia».

 El tiempo pasó. El presente nos encuentra nuevamente sumidos en situaciones engorrosas, turbias, dolorosas,  porque sufrimos la desgracia y el maltrato deun gobierno  perverso, abuso y dictatorial que ha sumergido a nuestro pueblo a una orfandad tan profunda como demencial, por el destrato de la vida y la brutalidad ejercida echando manos a la pobreza planificada.

Y si pensamos en la Justicia, no podemos menos que decir que estamos sometidos a los designios de un Poder Judicial nauseabundo y putrefacto, que persigue a los opositores políticos y los encarcela, integrado por jueces y fiscales que se inclinan ante poder político y económico formando parte del engranaje imprescindible de sometimiento.

Ese Poder Judicial maloliente, es el que, con absoluto desparpajo, pretende privarnos de nuestra casa, «Centro de la Memoria, el Amor y la Resistencia»

 para apoderarse del archivo histórico más completo sobre las violaciones de los derechos humanos no sólo en nuestro país,que nos pertenece y que pertenece a nuestro pueblo.

 El juez Fernando Javier Perillo, ni lento, ni perezoso,  es el encargado de cumplir  la nueva embestida del gobierno  contra las Madres sólo por haber tenido la claridad y la valentía de decir desde un principio»Mauricio Macri es nuestro enemigo» porque es el enemigo de nuestro pueblo.

 A pesar del secuestro de Azucena, de Mary y  de Esther la dictadura cívico militar no pudo con nosotras. Tampoco podrán los gobiernos nefastos,  insensibles, siniestros que atacan a nuestro pueblo. Los 42 años de lucha, sin haber claudicado ni un sólo minuto, nos dan la energía suficiente para decirles con todas nuestras fuerzas : NO PASARÁN !

                                                                         Sara Mrad

                                                          Asociación Madres de Plaza de Mayo

                                                                          Filial Tucumán

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *