La Escuelita de Famailla
Actividades

El terrorismo de Estado y su impacto en la subjetividad

Estudiantes de Psicología Social realizaron un taller sobre salud mental y derechos humanos en el Espacio para la Memoria. Este es el registro que dejaron.

El 2 de junio fue un viernes repleto deactividades en La Escuelita de Famaillá. Mientras se desarrollaba un de género y comunicación en el Salón de Usos Múltiples  y recibíamos la visita de una profesora visitante de la Universidad de Colorado del Norte,  alumnxs de segundo año de la Tecnicatura Superior en Psicología Social llevaban adelante un taller que tuvo el objetivo de abordar el impacto que impuso, en la subjetividad, el terror en la última dictadura cívico militar. El lugar elegido fue el Espacio para la Memoria, donde funcionó un el primer centro clandestino de detención del país.

La actividad de los estudiantes de Psicología Social tuvo como disparador la marcha contra el 2×1 (equivalente a la liberación) para genocidas, realizada hace algunas semanas en repudio a un fallo de la Corte Suprema. Durante la jornada trabajaron con elementos de la historia de Argentina, en consonancia y articulación con conceptos de psicología social.

La jornada de reflexión dio como fruto un análisis por parte de lxs estudiantes, sobre el impacto que generó el terror impuesto por la dictadura del 76, en la subjetividad de las personas, en la sociedad de esa época.

Al llegar a la Escuelita, María Coronel, coordinadora del Espacio para la Memoria y la Promoción de los Derechos Humanos “La Escuelita de Famaillá” realizó un recorrido por cada una de las aulas del otrora centro clandestino de detención, ante la escucha atenta de lxs alumnxs.

El recorrido guiado por la Escuelita estuvo acompañado por el crudo relato de lo que, años atrás, ocurrió en esas aulas, bajo ese mismo techo. La coordinadora repasó algunos de los hechos ocurridos entre esas paredes, desde la entrada, a lo largo del extenso pasillo, las aulas y finalmente el oscuro cuarto de tortura.

Si bien hoy la escuela está repleta de vida, de actividades, de murales, de carteles realizados por quienes fueron visitando ese espacio en los últimos meses, no se puede evitar sentir congoja por lo que allí sucedió. No se puede ignorar las historias de muerte y sufrimiento que se encuentran intactas bajo todas esas capas de pintura que cubren las paredes. No se pueden olvidar las historias personales de cada unx de lxs prisionerxs que pasaron ahí días de oscuridad y terror.

Movilizados por la energía mezclada del lugar, entre oscuridad del pasado y los colores del presente, realizaron la actividad en base a un texto escrito por Ana Quiroga, titulado “salud mental y derechos humanos”.

¿Por qué realizamos la actividad?

Fuimos invitados por un compañero de la carrera, que también participa como voluntario de este Espacio de Memoria, para realizar este taller. La actividad buscaba repensar el período de la dictadura, desde las herramientas que poseemos como estudiantes de segundo año de Psicología Social.

¿Cómo se implementó el terror? ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Qué resultados dio? Éstos y muchos otros interrogantes surgieron a partir de esta actividad.

Teniendo en cuenta que la Psicología Social estudia la construcción de la subjetividad en relación dialéctica y fundante con el orden social e histórico, no podemos dejar de lado el análisis y reflexión crítica de los hechos de nuestra historia. Esto se debe a que, al impactar en la subjetividad todos estos hechos, transforman y generan cambios la sociedad y en cada sujeto que la conforma.

“Entiendo al hombre como configurándose en una actividad transformadora, en una relación dialéctica mutuamente transformadora con el mundo, relación que tiene su motor en la necesidad” (…)  “El sujeto es sano en tanto aprehende la realidad en una perspectiva integradora, y tiene capacidad para transformar esa realidad, transformándose a la vez el mismo. Está activamente adaptado en tanto que mantiene un interjuego dialéctico con el medio…” Enrique Pichón Rivière 1970.

Muchos de los interrogantes que nos planteamos en la actividad, aún no fueron respondidos. Sin embargo, podemos afirmar desde las herramientas que nos brinda la Psicología Social, que la MEMORIA nos permite transformar este recuerdo doloroso en un aprendizaje. Éste se manifiesta en la lucha diaria de quienes la mantienen viva, para que esto no vuelva a ocurrir NUNCA MÁS.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *